Administración y TIC

martes, junio 19, 2007

Los tribunales de las oposiciones

Últimamente he visto muchas opiniones sobre la composición de los tribunales de las oposiciones.
Por ejemplo Mujeres Tic dice hablando de las oposiciones a TIC:
Se ha cuidado mucho la paridad de género en la composición del tribunal. Claro que a varias de las mujeres que fueron llamadas a participar en el mismo se les dijo “que era para llenar la cuota femenina”. Las cuotas, que se entere de una vez todo el mundo, se aplican tanto a hombres como a mujeres: se debe respetar los límites 40%-60% en ambos sentidos, no pudiendo haber mas de un 60% de mujeres ni de hombres.

Mujeres TIC se declara forofa de las cuotas, todo lo contrario que un servidor.
También esta semana Wonkapistas hablaba del asunto en este post.
Según el trabajo de Bagüés y Esteve-Volart traducido por Wonka:
Nuestro trabajo tiene implicaciones claras de política pública para el caso de España, donde el gobierno ha aprobado hace poco la, así llamada, Ley de Igualdad para abordar la discriminación contra las mujeres. Esta legislación impone la paridad de géneros en todos los comités de contratación (recruiting), incluidos los analizados aquí. Sin embargo, este trabajo sugiere que dicha política no sólo no tendría efectos, sino que sería contraproducente[...]
También merece la lectura este otro post del mismo autor.
publicado por Xoan at 4:52 a. m.

4 Comments:

Personalmente pienso que la política de cuotas debe ser siempre transitoria y desaparecer cuando la sociedad al conjunto ya no las demande porque se haya conseguido una participación de la mujer equiparable a la del hombre. Actualmente esta situación no existe y opino que es una medida eficaz para incentivar a la mujer a participar en la vida social y política de nuestro país.
Saludos
Blogger marialob, at 3:46 a. m.  
Yo también creo que las cuotas son necesarias actualmente, pero ojalá lleguemos pronto al momento en que sean innecesarias.
Quiero señalar que la Ley de Igualdad no impone cuotas, como se dice, en los consejos de Administración, sino que las recomienda (lo cual es de una banalidad absoluta en una ley. Cosas de abogados).

Los hombres no acabais de estar de acuerdo con las cuotas. Sin embargo estas han servido para que hayamos entrado en política por ejemplo (las cuotas iniciales del 25% de diputadas fueron fuertemente criticadas. En las cortes consituyentes de 1977, había una docena de diputadas. Hoy, gracias a las cuotas, la situación ha cambiado.

Pero también creo que junto con las cuotas es necesario examinar que grupos sociales tienen menos presencia en los centros de poder, quienes ganan menos dinero que otros, estudiar las razones, y buscar medidas que solucionen estas situaciones, a corto, medio y largo plazo. Las cuotas es una de estas medidas, pero no la única.

Por otro lado, lo repito a menudo, las cuotas en la política no son sólo femeninas: en el Ministerio de Industria se colocó primero a Montilla y luego a Clos para satisfacer la "cuota catalana" (y antes a Piqué y a la ministra aquella cuyo nombre no recuerdo).
Los comisarios europeos se cubren también según un sistema de cuotas por países. ¿Por que la geografía puede imponer cuotas y el género no?
Blogger Morgana, at 1:18 p. m.  
A mi lo de las cuotas, de cualquier tipo me parece una discriminación como otra cualquiera.
Y es muy contraproducente, y no sólo lo digo por los estudios sobre los tribunales de las oposiciones, sino también para los usuarios: genera una desconfianza de la gente hacia los profesionales de cuyo sexo se intenta favorecer, porque no saben si han alcanzado su puesto por méritos profesionales o por cuota impuesta.

Podemos cambiar "profesionales" por médicos, abogados, o parlamentarios y lo veremos claramente.

Si se estableciese una cuota en cirugía para favorecer a las mujeres ¿Preferirías que te opere operase una mujer o un hombre? Yo claramente lo segundo, estoy seguro que en ese caso los cirujanos hombre estarían muy bien preparados, incluso mejor que sin cuota, pero ¿y las mujeres cirujano? ¿se podría afirmar lo mismo de ellas?

Una situación esta que se traduce en resultados numéricos muy bonitos (lo que seguramente les gusta mucho a los políticos) pero que produce una situación real de mayor prejuicio.
Blogger apachito, at 5:44 a. m.  
Apachito:
No estoy a favor de que se de un puesto de trabajo, ya sea de cirujano o de ministro o de barrendero a nadie exclusivamente por su sexo. Es más, él sistema de cuotas que propugno no es del 45-60, sino acorde con la participación de las mujeres en el sector para el que va a ser preseleccionada.

Si hay un 25% de mujeres del cuerpo TIC, por ejemplo, de una edad y de una experiencia semejante a la de los hombres del mismo cuerpo, lo esperable es que también hubiera un 25% de mujeres subdirectoras generales, por ejemplo: pero no es asi. Ocupamos menos de un 10% de esas plazas.

En el caso de los cirujanos, si hay un X% de mujeres cirujanas, es de esperar que las jefaturas de servicio de cirujia,se cubran en esa proporción X. Pero no ocurre asi. Porque los nombramientos se realizan en base a amistades (los hombres nombran, preferentemente, a hombres, que son, por ser mas parecidos a ellos, los que mas confianza les inspiran). Obligar a las cuotas es obligar, a quien nombra, a que busque tambien entre las mujeres disponibles y capaces. Que las hay y muchas.

Desgraciadamente vivimos en un mundo que la formación y la capacidad cuentan muy poco a la hora de mejorar profesionalmente. Si no fuera asi las cuotas no serían necesarias.

Un saludo. Espero que me entiendas
Blogger Morgana, at 6:24 a. m.  

Add a comment