Administración y TIC

lunes, mayo 08, 2006

Codigo abierto y PROFIT

La convocatoria 1/2006 de ayudas del PROFIT en el área de Tecnologías de la Sociedad de la Información destina 12 millones de euros a los proyectos de software de código abierto, 3 millones en subvenciones y 9 millones en préstamos.

Una vez cerrada la convocatoria, el pasado 4 de abril, se han presentado 38 proyectos de software de código abierto, que representan un 3% del total de proyectos presentados. Estos 38 proyectos solicitan ayudas por un importe de 10 millones de euros.
Más información en red.es

Según la pastilla roja:
Respecto a la acción estratégica de software de código abierto no hay una directriz exacta sobre el tipo de proyectos que son subvencionables. Víctor M. Izquierdo se refirió a la sección 2.4.1 del Manual Frascati de la OECD como referencia de los criterios bajo los cuales se considera [o no] un desarrollo de software como innovador:

Para que un proyecto de desarrollo de software pueda clasificarse como I+D su realización debe dar lugar a un progreso científico o técnico y su objetivo debe resolver de forma sistemática una incertidumbre científica o técnica.

Deben clasificarse como I+D el software que forma parte de un proyecto de I+D, así como las actividades de I+D asociadas a un software si éste constituye un producto acabado.

El desarrollo de software, por su propia naturaleza, dificulta la identificación del componente de I+D, si es que existe.El desarrollo de programas informáticos es una parte integrante de numerosos proyectos que, en sí mismos, no tienen ningún componente de I+D. No obstante, el desarrollo del software de tales proyectos se puede clasificar en I+D siempre que se produzca un avance en el campo de la informática.
Normalmente, esos avances son generalmente evolutivos más que revolucionarios.

Por tanto, la actualización a una versión más potente, la mejora o la modificación de un programa o de un sistema ya existente, pueden clasificarse en I+D si aportan progresos científicos y/o tecnológicos que dan lugar a mayor conocimiento.El uso de software para una nueva aplicación o finalidad no constituye en sí mismo un progreso.
Incluso aunque el proyecto no llegue a buen término, puede conseguirse un avance científico o tecnológico en el software, porque un fracaso puede aportar mayor conocimiento sobre la tecnología del software al mostrar, por ejemplo, que mediante un determinado planteamiento no pueden conseguirse los resultados satisfactorios esperados.

Los avances que se obtienen en otros campos como consecuencia de un proyecto de software no suponen que se hayan producido avances en materia de software.

Los siguientes ejemplos ilustran el concepto de I+D en la informática.
Deben incluirse en la I+D:
– La I+D que dé lugar a nuevos teoremas y algoritmos en el área de la informática teórica.
– El desarrollo de tecnologías de la información en lo relativo a sistemas operativos, lenguajes de programación, gestión de datos,programas de comunicaciones y herramientas para el desarrollo de software.
– El desarrollo de tecnologías de Internet.
– La investigación en métodos de diseño, desarrollo, adaptación y mantenimiento de software.
– El desarrollo de software que produzca avances en los planteamientos genéricos para la captura, transmisión, almacenamiento, recuperación, tratamiento o presentación de información.
– El desarrollo experimental cuyo fin sea resolver la falta de conocimientos tecnológicos necesarios para desarrollar un sistema o programa informático.
– La I+D en herramientas o tecnologías de software en áreas especializada de la informática (procesamiento de imágenes, presentación de datos geográficos, reconocimiento de caracteres, inteligencia artificial y otras).

Las actividades informáticas que sean de naturaleza rutinaria y que no impliquen avances científicos o técnicos o no resuelvan incertidumbres tecnológicas no deben considerarse I+D. Algunos ejemplos son:
– Software de aplicación comercial y desarrollo de sistemas de información que utilicen métodos conocidos y herramientas informáticas ya existentes.
– El mantenimiento de los sistemas existentes.
– La conversión o traducción de lenguajes informáticos.
– La adición de funciones de usuario a las de aplicaciones informáticas.
– La depuración de sistemas informáticos.
– La adaptación de software existente.
– La preparación de documentación para el usuario.

En el área de la informática de sistemas, los proyectos individuales no se considerarían I+D, pero su integración en un proyecto más amplio podría justificar su inclusión. Así, por ejemplo, es posible que la introducción de tecnología relacional exija introducir ciertas modificaciones de la estructura de ficheros y las interfaces de usuario en un procesador de lenguaje de cuarta generación. Estas modificaciones podrían no considerarse I+D si se toman aisladamente, pero el proyecto de adaptación
en su conjunto puede dar lugar a la resolución de una incertidumbre científica o técnica y, por consiguiente, merecer que se clasifique como I+D.
publicado por Xoan at 8:41 a. m.

0 Comments:

Add a comment